Algo que ni La Evolución ni La Civilización Pueden Extinguir

La respuesta es muy simple y clara, pero más allá de la respuesta están las diversas razones de la afirmación, que pueden ser incluso más interesantes para la reflexión y el pensamiento que la afirmación concluyente.

Además, también son puntos para considerar los siguientes: (a) ¿Por qué necesitamos hablar de evolución en este discurso? b) ¿Por qué también necesitamos introducir la palabra “civilización” en este discurso?

Lee el Articulo en Ingles aquí: A Unique Thing that Evolution And Civilization Cannot Eliminate

Los dos términos no aparecen por casualidad; son palabras premeditadas y profundas. Por un lado, es la palabra “evolución”, que representa “el avance biológico”, en sentido estricto; mientras que por otro lado es la palabra “civilización”, que denota “desarrollo o progreso” desde un sentido más social.

Con el tiempo, la humanidad ha pensado que hay ciertas cosas que debemos dejar de lado para crear otras vías para nuevos inventos y formas de vida. Ha habido muchísimos avances en muchos aspectos de la vida, a saber: en nuestra forma de pensar, en nuestra forma de hablar y comunicarnos, e incluso en los dones naturales, como el ecosistema.

Ha habido tantas conjeturas sobre los cuerpos atmosféricos y los sistemas planetarios, y se han observado tantos cambios a lo largo del tiempo. El cuerpo de los organismos vivos también se ha encontrado con tantos cambios, debido a las enfermedades y virus con los que ahora son propensos a entrar en contacto.

Encuentra mas Articulós aqui: Preliminares del Sínodo de la Sinodalidad y Las 5 Dudas de Los Cardenales

Hay nuevos medicamentos y enfermedades, nuevos estilos de vida y culturas. En gran medida, existen algunas tradiciones, culturas y creencias, e incluso estilos de vida y lenguas que se han extinguido.

Sin embargo, la manzana de la discordia aquí es resaltar que no importa cuánto desinteresada o solidaria sea la raza humana, el lugar de la religión en la vida y la conciencia de la humanidad no puede borrarse. Es una parte muy esencial de nuestra existencia humana. Su esencialidad no se encuentra en su necesidad o práctica, sino en la atención, la pasividad, el rechazo y el recurso que el género humano ha seguido prestándole. Es como una conciencia de vida o muerte. No es necesario adherirse a ella, promoverla o practicarla para que viva. Es una realidad que vive por su propia naturaleza.

Es bastante lamentable cómo la humanidad ha ido tratando de eliminar su existencia, a pesar de que el pensamiento y el acto de luchar contra ella es en sí mismo una fuente de vida para ella. Sin embargo, cada atención que se le presta, a favor o en contra, la hace brillar aún más.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top